sábado, 18 de julio de 2009

"Quieren acabar con periodistas que generan opinión pública"‏

CNP cuestionó argumentos para abrir procedimientos a 240 radiosos procedimientos que Conatel está abriendo a 240 radioemisoras del país y el proyecto de reforma de la Ley de Telecomunicaciones que aguarda por segunda discusión en el Parlamento encierran "una intención muy clara de acabar con algunos conductores, muy conocidos, que generan opinión y posturas que molestan al Gobierno", aseguró el vicepresidente del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), Alonso Moleiro. "Ningún gobierno va a asumir de manera abierta que es censor. El ministro de Obras Públicas, Diosdado Cabello, no va a decir: mi oficio es censurar, nunca oiremos a un jerarca del Estado decir: estoy aquí para callarlos; para eso buscan caminos poéticos como decir que van a democratizar el espectro radioeléctrico", añadió. Explicó que si la idea fuera la de "democratizar" estarían pensando en entregar nuevas frecuencias y no en cerrar a las que ya están en funcionamiento. "La banda digital es un formato que puede multiplicar por cuatro la estructura de propiedad de la radio y podrían entrar como ya han entrado muchísimas emisoras que tengan intereses afines o cercanos al Gobierno". La declaración de Moleiro fue ofrecida en el marco del habitual conversatorio que los viernes organiza el partido Un Nuevo Tiempo (UNT), en esta oportunidad dedicado al análisis de la situación que atraviesa la radiodifusión privada en Venezuela. Durante su exposición Moleiro calificó como "absolutamente falaces" los argumentos esgrimidos por el Gobierno para avanzar en la confiscación de las emisoras. "Es falso que los circuitos radiales son propiedad de una sola familia, son afiliaciones voluntarias para maximizar los recursos. Es falso que la programación regional se ve afectada en un circuito nacional, pues la mayoría de ellos se nutren de los intereses, posturas y anhelos de las regiones y sólo 15% o 20% es programación naional". Desmintió que en Venezuela exista un latifundio radioeléctrico. "La estructura de la radio en el país es una de las más fragmentadas de Latinoamérica". Aclaró que si existe un latifundista de las ondas hertzianas, ese tendría que ser el del Estado el cual posee un circuito "gigantesco": Radio Nacional de Venezuela (RNV), cuyas emisoras transmiten contenidos, casi todos generados desde Caracas. El presidente de la Cámara Venezolana de la Radiodifusión, quien también tomó la palabra durante el coloquio que organizó UNT, coincidió con Moleiro en afirmar que lo que intentan hacer contra 240 radioemisoras es un atropello. "No se está consultando absolutamente nada a los radioescuchas sino que se buscan recovecos legales para cercenar la sintonía". Hizo un llamado a toda la ciudadanía a entender que este no es un problema sólo de los medios y periodistas. "Es principalmente de los 27 millones de venezolanos a quienes no se les va a permitir escoger lo que quieren escuchar". Destacó que aunque el ministro Cabello "ha anunciado que a 240 estaciones, en principio, se le iban a revocar las concesiones por incumplir un procedimiento de registro", hasta ahora desconocen de qué emisoras se trata, pues la comunicación del ente regulador se ha hecho a través de los medios. Para Belfort, el que está en deuda "es el Estado, que luego de promulgada la Ley de Telecomunicaciones tenía dos años para regularizar y adecuar todas las concesiones pero eso no se hizo".

Vivian CastilloEL UNIVERSAL Fuente: El Universalhttp://www.eluniversal.com/2009/07/18/pol_art_quieren-acabar-con_1477348.shtmlvia Henrik Klemetz, Sueciaen Noticias de la Radiohttp://yimber-gaviria.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada