viernes, 24 de julio de 2009

En Pakistan, la banda de FM tambien es un campo de batalla.‏

Es la otra guerra. La de las palabras y la musica en lugarde los cohetes. En el extremo Noroeste de Pakistan, allidonde se encuentra la frontera con Afganistan entre macizosy montañas, tambien se lleva a cabo la ofensiva contra lostalibanes en la banda de la FM, un teatro quizas masdecisivo que los campos de batalla.Es radio contra radio. Frecuencia contra frecuencia. Boletinescontra boletines. Una guerra de las ondas donde se enfrentanel islam moderado y el islam radical. "Nuestra mision es lade promover una version moderada del islam para contrarrestarla propaganda de los extremistas" , explica un periodista deRadio Khyber, al que llamaremos con el supuesto nombre deAhmed Youssouf Chah, dado que prefiere expresarse bajo elanonimato por razones de seguridad.Se lo encuentra en la penumbra de una pieza bajo un ventilador,en Peshawar, la capital de la Provincia de la Frontera delNoroeste (NWFP) en Pakistan. Al pie del inmueble, un cocinerobarbudo prepara la grasa de oveja en su restaurant.Ahmed Youssouf Chah no es un fanfarron, pero manifiesta suorgullo diciendo "conseguimos sacar a mucha gente de lainfluencia de los extremistas" , dice. Creada por el gobiernoprovincial de NWFP, Radio Khyber tiene su nombre de la zonatribal de Khyber, situada a una decena de kilometros aloeste de Peshawar. El lugar es eminentemente estrategico, esla puerta de entrada a Afganistan. El paso de Khyber es el masimportante de los que conectan Pakistan con Afganistan.En Khyber, tres mundos - El Medio Oriente, Asia central y elsubcontinente indio - se funden en un fragor de imperios yde libros santos. Alejandro el Grande (356-323 AC) cruzoesta famosa frontera. Los mongoles la han cruzado sobre laruta para conquistar la India en el siglo XVI. Rudyard Kiplingel escritor que ha descripto los secretos del "Gran juego"anglorruso en la novela de espionaje Kim (1901), y hoy endia la OTAN lleva en transito una logistica que los talibanessueñan torpedear.Con Radio Khyber, se emiten una serie de micros, una mediahora de boletines de informacion al dia, emisiones deportivas,revistas para mujeres, niños y personas mayores, donde seprodigan consejos sobre la educacion, la salud, la higiene,concursos de canciones "en una region donde los islamistasradicales han destruido la musica", señala Ahmed YoussoufChah, periodista del diario Daily Times en Peshawar, y sobretodo, lo mas importante, lo mas politico, el micro masestrategico es una hora diaria de predica de un mullah quedefiende un islam tolerante.La mision de Radio Khyber es la de contrarrestar otras tresemisoras de radio FM piratas que estan en manos de gruposislamistas operando en Khyber. En estas zonas tribalespakistanies, donde la poblacion pashtun sufre de unsubdesarrollo cronico y en consecuencia de un fuerteanalfabetismo, las emisoras de radio son muchos mas influyentesque la prensa escrita que es ignorada.Los islamistas rapidamente sacaron partido; la Yihad asi seconvirtio en "FM". Equipamiento movil de costo accesible(15.000 rupias, alrededor de 130 euros), las radios radicaleshan florecido, se contarian alrededor de 300. En Khyber,Lashkar-e-Islam (El Ejercito del islam), Ansar-ul-Islam(Guerreros del Islam) y Amar Bil Marouf wa Nahi Anel Munkar(Promocion de la virtud y prevencion del defecto) no tardaronen difundir su propaganda en las ondas. El colmo de la ironia,el grupo Lashkar-e-Islam utilizando y abusando de la ultimatecnologia de radio, llama a rechazar la television y prometecastigar a cualquiera que sorprendan en posesion de unaantena parabolica.Estos islamistas estan vinculados a la escuela ultra-ortodoxaDeobandi compartiendo la misma ideologia que los talibanessiendo fervientes defensores de la Sharia, pero el gobiernosupo evitar su adhesion formal al Tehrik e-Taliban Pakistan(TTP). Historicamente, estos dos grupos de Khyber nacieronde una union fundamentalista dirigida contra el islam soufien Pakistan en la escuela Barelwi. Las dos corrientes, laintegrista y la de soufi, se oponen mortalmente, cada unotiene su radio FM y las ondas amplian el conflicto sectario.En cuanto a la "Yihad FM", los grupos fundamentalistas tienenun modelo: el mullah Fazlullah quien no es de Khyber sinoque proviene de una region mas al norte, el valle de Swat,un antiguo paraiso turistico rodeado de macizos selvaticosque anteriormente se llamaba "La Suiza del Himalaya", perodesde el verano del 2007 se transformo en un laboratoriodel poder taliban.La experiencia duro hasta que el gobierno de Islamabadexcedido por sus sangrientas abusos, ordeno en Mayo pasadoexpulsarlos de alli. Hoy en fuga y probablemente herido,el mullah Fazlullah sigue siendo un modelo y fuente deinspiracion, habia sido construido su exito politico enSwat en base a una receta simple: el uso extensivo de laradio FM, incluso se lo llamaba con el apodo "mullah FM".Lo mas asombroso es que las mujeres fueron sus primerosbatallones de fieles. La radio del mullah las saco de sumonotonia del claustro diario prestandoles una atencioninedita pues en la recitacion de los versiculos delCoran hacia especial valoracion a su actividad dentro decasa. El transmisor rompia el aislamiento y "era la primeravez que las mujeres de esa region escuchaban directamentela predica del mullah pues siempre habian estado ausentesde los sermones de la mezquita", explica Manzour Ali Chah.Cuando el mullah Fazlullah hizo un amplio llamamiento paraobtener fondos para financiar su madrasa (escuela coranica),las mujeres de Swat respondieron con entusiasmo cediendolesus joyas. Por supuesto las cosas luego se volvieron peorespara ellas: prohibicion de salir solas al bazar, destruccionde las escuelas de mujeres con explosivos, ejecuciones deopositores, y en consecuencia las mujeres no escucharon massu "mullah FM" cuyos predicados inicialmente las habiancautivado. Pero la leccion quedo clara: las mujeres fueronel primer publico aprendiz de "mullah FM", algo paradojico.Podemos decir que la batalla sobre las ondas es importante,siendo este el mensaje que lleva una radio como "RadioKhyber" de lo cual Ahmed Youssouf Chahe esta convencido, ydice que la emisora es escuchada por los extremistas mismoscon ciertos gustos determinados. "Algunos nos llamanclandestinamente para solicitarnos tal o cual cancionfolclorica" menciona, pasando algunos CDs "decadentes" enel dia y llaman mendigando una cancion por la noche.(Fuente: Fréderic Bobin, enviado especial de Le Monde aPeshawar, Pakistan. 23.07.2009). Traduccion: GIB.Gracias Gabriel Ivan Barrera, Argentina
enviado por Yimber Gaviria, Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada