lunes, 22 de junio de 2009

Los cibercafés se reinventan‏

La progresiva implantación de Internet en los domicilios y la proliferación de zonas wifi obligan a diversificar el negocio

22.06.09 -RAQUEL MERINO


Las videoconferencias y la telefonía IP están entre los servicios más demandados./ C. MORET
Los propietarios de las cibersalas estiman que han perdido entre un 40 y un 50% de su clientela


«Se puede hablar más de una involución que de una evolución del negocio». Así de rotundos se muestran Viviana Onorato y Sergio Tibaldi, propietarios del cibercafé Comunícate, cuando se les pregunta por la marcha de su establecimiento. Hace años, los cibercafés proliferaron en Málaga como una fuente segura de ingresos. Ahora, la progresiva implantación de Internet en los domicilios y la proliferación de puntos gratuitos de conexión wifi en la ciudad han obligado a los dueños de las cibersalas, que aún mantienen sus puertas abiertas, a reinventar el negocio.
Según el último estudio realizado por la Sociedad de Planificación y Desarrollo (Sopde), entidad dependiente de Diputación, sobre los usos de las tecnologías de la información y la comunicación en la provincia, la tercera parte de los hogares malagueños (35,9%) tiene acceso a Internet. En cuanto a los lugares para conectarse, la mayoría de los encuestados acceden a la Red desde casa (67,1%), seguido del trabajo (42,6%). Lejos queda el porcentaje que lo hace desde un cibercafé (15,6%). Un porcentaje que se reduce a un 8,1% en Andalucía, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Por delante se sitúan los centros públicos, viviendas de familiares o conocidos, los centros de estudios, el trabajo y la vivienda propia.
Por ello, muchos son los que han optado por añadir a la conexión a Internet otros servicios como locutorios, fotocopias, fax, escáner e, incluso, giros al extranjero. «No dejamos de pensar en qué otros servicios podemos ofrecer a nuestros clientes -comentan Viviana y Sergio-, aunque nosotros apostamos principalmente por la calidad y por hacer de nuestro establecimiento un lugar agradable».
El mismo concepto de cibercafé ha cambiado, ya que son muy pocos los que ofrecen un servicio de cafetería. La barra en la que atender personalmente a los clientes se ha sustituido por máquinas expendedoras de cafés y refrescos en muchos casos.
Los propietarios de las cibersalas consultados por SUR.es en la capital, estiman que han perdido entre un 40 y un 50% de su clientela. Además, ésta ha variado. Si antes proliferaban los jóvenes que se reunían para participar en juegos en red, ahora son los inmigrantes y los estudiantes, principalmente de Erasmus, los que hacen un mayor uso de los cibercafés. Los primeros han encontrado además en estos establecimientos un punto en el que reunirse, sobre todo, los fines de semana.
Gestiones rápidas
En su mayoría, los servicios que más demandan son las videoconferencias y los locutorios, como medios de comunicación con sus seres queridos a distancia. «El ciber está cerca de casa y a veces me gusta conectarme a Internet para charlar con mi familia y verlos a través de la webcam», señala Carola, una estudiante italiana que asegura que pronto adquirirá un portátil. Un uso totalmente diferente es el que le da Carlos, un comercial que cuando deja el portátil en casa o la oficina acude a una cibersala para echar un vistazo a su correo electrónico o consultar alguna página en Internet. «Si me muevo por la avenida de Andalucía, como sé que este cibercafé está cerca -en relación a Comunícate- me evito tener que cargar con el portátil para efectuar gestiones rápidas», apunta.
La telefonía IP, para aquellos cibercafés que aún prescinden de llamadas a distancia, también se encuentran entre los servicios más utilizados, como en el caso de Internet Meeting Point, uno de los negocios pioneros del sector en Málaga, que, a pesar de la crisis, mantiene dos establecimientos abiertos en la capital, el más antiguo, en la Plaza de la Merced.
Otros, sin embargo, se han visto obligados a plantearse el cierre. Éste es el caso de Alianza Star Games que, tras ocho años, está a punto de cerrar sus puertas al público. «Este negocio ya no es negocio», afirma Marta, empleada de este establecimiento situado en calle Realenga de San Luis. «Cada vez son más las personas que tienen ordenador en casa y no necesitan acudir a un cibercafé para conectarse a Internet», añade.
Los precios de la conexión a Internet también se han abaratado. «Hace unos años, la hora podía costar unas 300 pesetas, ahora está entre uno o dos euros», comenta Jesús Rodríguez, encargado de Internet Meeting Point. Algunos negocios han optado por ofrecer bonos y tarifas especiales según franjas horarias. Lo que sea por hacer frente a una crisis que a los cibercafés se les está haciendo cuesta arriba.

Fuente: http://www.diariosur.es/20090622/malaga/cibercafes-reinventan-20090622.html
Foto cortesia: el pais.com

NOTA: Si esta pasando eso en España...Que decir de Colombia, en mi caso no he visto nada en particular....lo unico es que han rebajado la hora de acceso a internet....Yo llegue a pagar $ 2000 x hora, y en estos momentos colocan la hora a $ 1000 pero le llaman la hora feliz 9 am a 1 pm.
(Yimber Gaviria- Noticias de la Radio)

Cual ha sido su experiencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada