sábado, 20 de junio de 2009

De nuevo contra emisora de TV‏

CARACAS — El ente regulador del sector de telecomunicaciones anunció la apertura de un nuevo proceso, el cuarto en seis meses, al canal Globovisión por una presunta violación a la ley del sector que habría cometido al difundir unas declaraciones de un periodista contra el presidente Hugo Chávez.

El director de la televisora, Alberto Federico Ravell, denunció que la acción de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) responde a "un tema político del gobierno" que busca el cierre de Globovisión, que es fuerte crítico de Chávez.

"El gobierno tomó la decisión de quitarse de encima ese fastidio, esa piedrita en el zapato en que ha convertido este canal", añadió.

El nuevo procedimiento contra la televisora ocurre en medio de las tensiones generadas por las dos recientes investigaciones que abrió la Fiscalía General contra Guillermo Zuloaga, presidente de Globovisión; y la notificación que recibió el medio para cancelar unos $4.18 millones por una multa e impuestos omitidos de los años 2002 y 2003.

El Tribunal Supremo de Justicia emitió el pasado 4 de junio una sentencia que ratificó el decomiso de unas microondas de Globovisión que ejecutó Conatel, así como una multa de 582,000 bolívares fuertes (unos $270,697) que impuso ese organismo al canal por utilizar los aparatos sin autorización.

La consultora jurídica de Conatel, Roselyn Dager, informó que fue iniciado un proceso contra Globovisión por la difusión de unas declaraciones que realizó el periodista Rafael Poleo, en octubre pasado, en un espacio del canal donde afirmó que Chávez debía cuidarse de no terminar como Benito Mussolini, "colgado con la cabeza para abajo".

Dager dijo a la televisora estatal que el hecho "pudiera ser catalogado como hechos punibles, un hecho sancionado por el Código Penal venezolano".

Copyright © 2009, Orlando Sentinel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada